Facebook Twitter
INICIOQUE ES FA-MINOVEDADESLEGALESCONTACTO
 
 
EDITORIALES

¿Qué es una editorial musical?
Una editorial musical es una empresa que se dedica a fomentar tanto la difusión como la circulación de una obra, y a facilitar algunos trámites al compositor (planilla de actuación en SADAIC, registro de obras, impresión de partituras, entre otros). Por estas tareas cobra un porcentaje de lo generado en conceptos de  derecho de autor.

Es muy importante que todo músico valore su obra y que no ceda un porcentaje de la misma sin ningún beneficio concreto (sólo promesas de fomento, difusión, etcétera). Todo servicio que ofrezca la editorial a cambio de la cesión del derecho de autor, debe estar especificado en el contrato que se firme.

La mayoría de las compañías discográficas tienen su departamento de “editorial musical”. Sin embargo, el hecho de que la editorial o compañía sea reconocida en el mercado no garantiza necesariamente un mayor beneficio para el compositor.



¿A qué se dedica el editor musical?
A través de la Ley de Propiedad Intelectual (11.723), el editor tiene la obligación legal  de volcar la composición a papel, imprimir las partituras, promocionar la obra a los fines de las ventas y darle al autor, a través de SADAIC, la parte que le corresponde.

Con el avance de la tecnología, los medios de reproducción cambiaron y la tarea del editor también: hoy ya no buscan únicamente la ejecución pública, sino la difusión a través de publicidades, películas, descargas en Internet y teléfonos celulares, entre otros



¿Qué gana el editor difundiendo las obras de los autores?
En sus orígenes SADAIC logró establecer las normas mínimas de protección de las obras de los autores. Estas normas mínimas están garantizadas por un Contrato Tipo que, entre otros puntos, establece que el autor no puede ceder más del 25 % de los derechos económicos de la obra al editor. Este 25 % es un tope máximo y puede convenirse un porcentaje menor. Del mismo modo, el tope máximo de tiempo de cesión es de 70 años después de la muerte del autor-compositor y puede convenirse un plazo menor.

Cuando hablamos del porcentaje de la obra que corresponde al editor, nos referimos únicamente a los derechos económicos y no a los morales (los de integridad de la obra, los de paternidad, el derecho a que la obra se utilice sin modificaciones a la creación del autor). Los contratos no son con la persona ni con la carrera del autor, sino sobre obras (canciones) determinadas. Asimismo, la obra no puede cederse a otro editor, salvo que en las observaciones del contrato se indique lo contrario.



¿Por qué a un autor le convendría firmar un contrato con una editorial?
Dice la abogada Chiche Huerta (ex Directora del Instituto del Derecho de Autor): “El objeto sigue siendo la difusión, ya que el autor va unido a la suerte de su obra. Cuanto más se utiliza, más se difunde y ejecuta, y más va a cobrar siempre y cuando la editorial cumpla con sus funciones”.



¿Cómo realiza la editorial el trabajo de difusión de la obra?
Actualmente están abocadas principalmente a los nuevos soportes, como la telefonía celular y la descarga digital. A su vez, se relacionan con productoras de cine, televisión y publicidad para ofrecerles canciones de su catálogo.


IMPORTANTE:

* Si bien SADAIC establece, a través del Contrato Tipo, determinados porcentajes de cesión a una editorial (25% de por vida), el autor puede negociar mejores condiciones. Entre éstas, puede convenir un porcentaje menor y un plazo también menor de lo que propone el contrato tipo. Por ejemplo, se puede ceder el 10% de una obra por 5 (cinco) años. Inclusive, se podría prohibir la difusión de esa obra en determinados países. El contrato también puede ser por determinadas canciones de un disco y no necesariamente por el álbum entero.

* Cuando un compositor o autor cede un porcentaje de derecho de autor de una canción, lo hace por todas las opciones de recaudación de esa canción. Es decir, por la difusión en radio, derechos fonomecánicos, shows en vivo, cine, etcétera. Por ejemplo: si el músico toca en un festival y a cada canción le corresponden $100 (pesos cien) de derecho de autor, si cedió el 25% a una editorial, va a cobrar $75 (pesos setenta y cinco) por cada tema musical cedido. El resto lo cobra la editorial.